Mes: abril 2014

Carmina y amén

A la gente de la industria del cine se les ha debido ir toda la olla a Camboya en vuelo charter, que diría una amiga. Ahora ir al cine ya no es barato, si no GRATIS! ¡Que sí! ¡Y encima preestreno! Como diría aquella: ¿perostoquéeee?

 

Pues es un valiente, queridos. Una de esas personas que en lugar de ir a contracorriente y a regañadientes contra el desarrollo y la tecnología imparable, la coge por su lado y aprovecha el tirón.

Paco León, sí…el de Aída, pues no es tan tonto como su personaje, no, y eso que alguno ya se lo habrá advertido. Paco León, con la colaboración de un total de 120 salas en toda España, invitó ayer a ver GRATIS la segunda parte de Carmina o revienta, Carmina y amén.  En Pamplona se hizo en Itaroa y en Cines Baiona, ambas salas en las distintas sesiones, llenas.

En la primera ya se la jugó estrenando a la vez en el cine, en Dvd y en emisiones privadas. Y ganó el partido. Esta vez ha tirado de lo que realmente es la publicidad más efectiva y también la más antigua. BOCA-OREJA. Que también es gratis.

Ninguna de las dos cintas cuenta con subvenciones o ayudas porque de ser así hubiera tenido que esperar meses para poder estrenar a la vez en los distintos formatos.

 

Lo que ha querido conseguir es dar una prueba de valor al público, y si le gusta, compra y comparte. Este director sabe muy bien que la industria del cine ha cambiado, está internet, y o te subes al carro o mueres. Los 50.000 espectadores que ayer en menos de 1 hora agotamos las butacas libres demuestran que seguimos siendo un poquito valientes ¡y eso que se jugaba la semifinal de la Champions!

 

Os voy a dejar mi trocito preferido que, sin ofender a nadie, me recordó a “5 horas con Mario”

 

 

http://carminayamen.com/alrededor/#/monologo-de-carmina

 

“La única opción descartable es no hacer nada”

Paco León

 

Anuncio del preestreno

Anuncios

la fiesta del cine y tú sin saberlo

Durante la semana de la fiesta del cine, las salas se triplicaron respecto a las semanas que parece que el cine cuesta un riñón. Y es una auténtica maravilla, oigan. Ver colas de gente esperando en las taquillas, nervios por si habrá butacas o tendrán que irse a la siguiente sesión, salas llenas hasta las primeras filas (con sus consecuentes dolores de cuello y subida de dioptrías), y un largo etc de buenos efectos. Y todos nos preguntamos ¿por qué no lo hacen más a menudo? ¡TACHÁN! En Pamplona ya lo llevan haciendo por lo menos desde septiembre.

Por no contar con los espacios en los que ponen películas #portucarita o casi:

Civivox, Filmoteca Navarra, Casas de Cultura (Noáin, Zizur, Burlada…)…

Ahí va vuestra acreditación, NO TENÉIS NI QUE IMPRIMIRLA, sólo leed:

Image