Música para los Sentidos – de Puerto Príncipe a Noain

Desde Haití traen un millón de notas y anécdotas que contarnos este grupo de profesores de la Escuela Joaquín Maya de Pamplona que hoy han luchado contra el viento para tocar las composiciones arregladas por John Jost.

John Jost, además de arreglista, es el Director de un campamento musical situado en un pequeño pueblito de Haití que desde arriba de las montañas da los buenos días. Cange es la localidad que alberga como consecuencia del terremoto de 2010 la Escuela de Música Saint Trinité de Puerto Príncipe.

Esta escuela nació hace 40 años unidos por un lenguaje común y universal LA MÚSICA. Más de 300 alumnos enseñan a muchísimos profesores y estos a los alumnos el sentido de la armonía, los tipos de melodías, las escalas, etc…para después demostrar lo aprendido regalándonos conciertos como los que varios de los profesores pamplonicas que el 14 de julio volarán de nuevo a la escuela haitiana. Antes de hacer la maleta, han colocado unas fotos que podréis visitar en Lorenea.

Las señoras de Noain que después de la piscina suelen ocupar los bancos de las calles para disfrutar con sus amigas, han colocado decenas de sillas para el disfrute de su pueblo, de los amigos de los músicos y de los curiosos que pasaban por allí. Bien sabemos que la música no entiende de edades y qué gusto ver cómo los niños corrían entre las divertidas corcheas que explotaban del clarinete para saltar al arco del violonchelista. A pesar del viento que ha tratado de aguarnos la fiesta haciendo volar las partituras, el público no ha querido perderse ni una sola de las piezas populares de origen haitiano.

Pero hay momentos para todo. Para las notas alegres y pizpiretas como también para los sonidos de lamentos y melodías pesadas y graves. Como bien explicaba uno de los músicos “a veces el lamento se oye más cerca. A veces más lejos”. Pero entonces, sin dejarnos caer del todo, vuelve el violín devolviéndonos esa alegría que lo hace tan peculiar.

Gusto de ver cómo la gente se ha visto envuelta por los distintos pentagramas, cerraba los ojos y se dejaba llevar hasta esa escuela de Haití donde profesores y niños juegan con la música. Acompañados por la brisa y el resol de junio.

“Nadie se imagina lo que la música puede hacer en esos países”

John Jost

 

Podéis volver a escucharlos PINCHANDO AQUÍ y mañana no os perdáis a Erika Emizcoz y a Andoni Arcilla regalándonos temas de la América de los años 30 y 40  en la semana de Música para los Sentidos

 

Música para los sentidos

Música para los sentidos

Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s