Mes: mayo 2014

Entrevista a Vostok Gallery

7 pamplonicas apasionados del graffiti abren su primera galería dedicada a lo que más les gusta: diseñar y crear.

La presentación de los tripulantes la podéis escuchar aquí:

Antes Vostok estaba en segundo plano. Ahora es nuestro proyecto base.

+ ¿Qué es Vostok? ¿Es una galería? ¿Es vuestro estudio?

Esto hoy es una expo; mañana puede ser un taller, una fiesta, un festival de graffiti. O una mera excusa para reunirnos y ponerle el nombre que nos hemos inventado para la pedrada del momento. ¿Quién sabe? Igual  un día nos da por el cine y nos ponemos a hacer un corto y no teníamos ni  idea. Pero es ponernos a pensar. Así salen cosas como esta.

¿Y qué somos? Todos nacimos del graffiti aunque cada uno hayamos seguido por cosas muy distintas como el diseño gráfico vectorial, la foto, el tattoo, la ilustración… Sí nos une que seguimos pintando todos: aunque estamos aquí, firmamos por la noche igualmente.

O sea, que cada uno se dedica a cosas concretas pero nos gusta hacer de todo y echamos una  mano a los otros. Cuando no tienes apoyo, es “yo me lo guiso, yo me lo como” o contar con un colega. El hecho de estar todos aquí mezclados y que cada uno sea de una rama, nos retroalimenta: es muy interesante conocer lo que hace el otro y enseñar lo que hago yo.

¿Para qué vas a estar bocetando en casa solo si puedes estar aquí comentando tu idea con todos?  Eso es Vostok.

 

+ ¿Traéis el equipaje de fuera?

Sí, claramente. Cualquier disciplina que veas fuera es totalmente innovadora y de eso hemos aprendido todos.

Lo más importante para que la gente consuma es que la gente lo conozca. Si no lo enseñas, si te quedas en tu casa actualizando tu web, no haces nada. Por eso estamos aquí. Tenemos mucho más alcance fuera que en nuestra propia ciudad. Hay gente muy buena y que trabaja más allá de los márgenes de lo establecido. Queremos quedarnos aquí y enseñarlo.

 

+ Cuando os preguntan a qué os dedicáis ¿cómo lo explicáis? Hay mucha gente a la que esto del diseño, la ilustración, el graffiti, etc… no le suena serio.

Somos survivors.

Las horas que hay detrás de cada proyecto personal no se pueden ni contar. Primero porque hay una necesidad de viajar para conocer, para formarte, para ver otras cosas, y eso son horas de pensar en el proyecto, de conocer técnicas, de pruebas y pruebas…

Claro que es serio lo nuestro. Puede sonar fácil,  pero cada uno de nosotros te puede llorar de lo suyo. Cualquier profesión creativa sigue siendo un trabajo aunque  la gente se piense que disfrutas haciéndolo. Cuando hay un control, cuando son ellos los que te están contactando y tú te debes a una serie de condiciones: plazos, espacio concreto, temática…, ¿qué queda de ti? A veces sólo la firma. No haces tu trabajo a gusto. Tú sabes qué imagen puede  funcionar y el cliente muchas veces es un tirano y te va a imponer la manera de hacer las cosas. Eso es ansiedad asegurada.

En el arte todo el mundo opina, y de ahí la idea de que la actividad artística no sea seria o no resulte algo profesional. En lo creativo todo el mundo opina. Sin embargo, si un mecánico te dice que el motor no funciona,  no le pones pega.

 

+ A pesar de que tenéis muchas cosas en el tintero y os gusta que todo vaya fluyendo según el viaje decida, sí tenéis principios muy fijados, como la autogestión.

Sí. Primero pensamos en contar con financiación de fuera para que el proyecto no supusiese una inversión excesiva por nuestra parte. Pero luego pensamos que es el precio que tienes que pagar para hacer algo así. Si sale bien, es por nosotros, y si no, también: asumiremos nuestros errores y aprenderemos para la siguiente. Pero si hubiéramos trabajado de otra forma y dependiéramos de gente ajena, el proyecto se te escapa de las manos porque lo controla alguien y ante el fracaso no hay nada que hacer.

En Vostok cada uno ha aportado lo suyo. En lugar de comprarte un mes unas zapatillas, lo aportamos en esto. Por otro lado, abriremos las puertas a la libre colaboración. La intención no es económica sino dar la posibilidad de mover tu obra, crear una plataforma de peso para futuras acciones y trabajar en lo que nos gusta y como nos gusta.

 

+ La primera misión de Vostok es este viernes 30 de mayo. ¿Qué tenéis pensado?

Música, cervezas y que fluya.

No es necesaria tanta explicación. Cuando una obra de 10×10 necesita un texto de tres A4 algo no funciona. Lo más importante es que estamos aquí y si quieren preguntarnos estaremos encantados de responder, pero no tenemos intención de dar la chapa a nadie.

 

+ ¿Sois de los que preferís no pensar, poneros en lo peor o soñar?

No hay un “lo peor”, esto ya es la ostia en sí, es mega enriquecedor. De ver un local abandonado hemos pasado a ver una galería con nuestro trabajo, y eso ya es genial.  Es algo nuevo, algo que ni siquiera está localizado: va a estar aquí 15 días y luego no sabemos dónde va a estar ni qué va a ser. Ese interrogante nos da una motivación brutal. Nos obliga a no parar. Si paras, mueres. Antes de acabar un proyecto ya estás pensando en el siguiente y eso te mantiene vivo.

 

+ De momento ha comenzado la cuenta atrás con esta expo en la que estáis los 7 fundadores de Vostok, ¿os gustaría que en la siguiente participase otra gente?

Sí, por supuesto, aunque no hemos hablado seriamente del siguiente paso. El día 31, con la resaca, veremos cómo ha ido y hacia dónde vamos.

 

 

Agradecer especialmente la valentía de este grupo de amigos de colgar sus piezas y de hacerme un hueco poco antes de su inauguración. ¡No os lo perdáis este viernes 30 a partir de las 20h!

Vostok Gallery (foto de Eneko Azpiroz)

Id viendo su trabajo aquí: https://www.facebook.com/vostokgallery

 

Día Internacional de los Museos

A menudo me dicen que soy una friki de los relojes. Bueno, puede ser. No seré yo quien lo discuta.

Diréis ¿y qué tiene que ver esto con los museos?. El domingo fue el Día Internacional de los Museos y me fui a Bilbao. Y eso que en Pamplona había un montón de actividades (visitas guiadas, teatralizadas y hasta música).

El Guggenheim ya es obra de arte de por sí.  Yo en realidad no tengo ni idea de arte. Nada. Cero. Niente. Rien. Pero vamos al tema de los relojes. Había leído que había una proyección de Christian Marclay (encantada) titulada “The Clock”. Así que fui a ver. Esto es lo bueno de no saber de arte, que te lanzas a la piscina con los ojos cerrados. ¿Que te gusta? Te quedas. ¿Que no? Te vas.

Christian Marclay es un californiano nacido en los ´50 cuya biografía comienza en 1980 y mide 18 hojas en la que no se puede quitar ni una coma. Es un artista visual, DJ, compositor y performativo, que mezcla el vídeo, los fonogramas, el cine y la fotografía creando piezas tan geniales como “The Clock”. Esta película nace en 2010 y se trata de un bucle de 24h formado por cortes de películas, en los que en cada escena aparece un reloj o alguien diciendo la hora exacta en la que el espectador se encuentra. Escena a escena. Minuto a minuto durante 24 horas. Si hablamos de las 4pm, de la hora del té o de la hora de los Simpsons, sería fácil, pero…¿de las 13:48? A mi me pareció increíble y de tener una pedrada interesante. Marclay sólo tardó 3 años en hacer esta grabación. No quiero ni pensar la de bolsas de palomitas que se ha tenido que comer.

” The Clock”

El Guggenheim instaló una sala de cine con unos sillones que ni en los mejores salones con un proyector enorme y abría cada día un pase especial para que la película estuviese rodando las 24h que dura (mientras el museo estaba abierto).

A día de hoy supongo que todos los relojes de Christian Marclay serán digitales.

 

Taller de Periodismo Digital en Civican

En #culturaportucarita también entran los talleres y conferencias ¡no va a ser todo jauja!

El sábado 10 de mayo se celebró de la mano de la Facultad de Comunicación el “Taller de técnicas digitales para periodistas”. Lo sé…hice trampa. Os estoy oyendo.

– ¡Pero si tú no eres periodista! Ogh, alguien de derecho haciendo trampa…

Ya se sabe que los que conocemos la ley tenemos más facilidad ¿no? Traté de pasar desapercibida entre los muchos colegas periodistas y comunicadores, aunque no pude evitar hacer preguntas.

La decana de Fcom hizo la presentación llenando de méritos la sala de Civican. El taller iba a conducirse de ponente en ponente por una carretera de trucos y consejos para crear contenidos de calidad a través de internet. Yo seguía escondida porque no tenía ni idea de quienes hablaban. Lo bueno de este tipo de jornadas es que puedes estar jugueteando con tu tablet o móvil sin tener que disimular, al fin y al cabo es el medio de trabajo. Pero es mejor no perder ni un segundo. Consejo.

Una vez presentado cada ponente, boli y libreta en mano (en mi prehistórico caso).

No había duda de que estábamos entre profesionales de los medios. Ramón Salaverría nos contó con su radiofónica voz, una enorme cantidad de trucos para obtener información desde las bases de datos de la red. Si me hubieran dado Derecho con estos juegos de la voz hubiera sido mucho más entretenido sin duda.

Su truco: “If your mother says that she loves u, check it out”

Y me gustaría hacer especial hincapié en el detalle de colgar inmediatamente su charla en red a través de Creative Commons. No lo puedo evitar, soy de derecho.

Adrián Segovia que además de guapo es experto en analítica web nos aconsejó para mejorar el SEO en la creación de contenidos. Eso sí, nos avisó de que “Google es un buscador esotérico” pero tiene sus puntos débiles.  Su truco: poner un montón de enlaces y contenido de calidad.

Por último Ana Ormaechea nos provocó ganas de salir corriendo a comprar una tablet por sus muchas y divertidas posibilidades, aunque a ella los nervios de dar la primera charla delante de su madre le jugaron una mala pasada y su tablet dejó de funcionar. A pesar de esto, salió muy airosa saltando los obstáculos y siguió picándonos con las aplicaciones y novedades. También nos confesó que está deseando que saquen ya las Google Glass para volver a recuperar sus manos. Su truco: contenido sencillo y que dure menos de 2 minutos.

Esto ha sido sólo una pequeña presentación de lo mucho que pude anotar. Quiero agradecer a los ponentes y a los colaboradores que lo hicieron posible. Fue una charla excepcional y muy útil para los medios actuales que están a disposición de todo el mundo. Hasta para alguien que no tienen ni idea de periodismo.

Gracias.

Adrián Segovia exponiendo el funcionamiento de Google

Adrián Segovia exponiendo el funcionamiento de Google

Sintigo

Hay días cualquiera que vas haciendo recados. Haciendo simplemente eso, recados. Y “chsssss ¿has oído eso? O es alguien cantando a todo trapo en casa o hay un conciertillo por aquí cerca. Y buscas. ¡Lo sabía!” La tetería La Mañueta tiene muchas cosas además de tés (si no no sería una tetería).  Tiene un montón de libros, pastas y baklavas (dulce típico turco). Tiene cogines y velitas por todas partes y tiene, también,  gusto por la música.

Entramos sin preguntar. Nos sentamos y nos trajeron una cerveza. Un chico tímido tocaba una acústica negra escondiéndose detrás del mástil. La chica, más joven aun, más valiente, cantaba temblando pero sin que le temblasen ni la voz ni las ganas. Antes de empezar la siguiente canción pedí perdón por llegar tarde y les pregunté quiénes eran. Ella sonrió como quien recibe un regalo. Inocente. “Sintigo”. Pues lo hacéis muy bien juntos. Suenan a Zahara, a Carmen Boza. A una mañana de octubre.

Pidieron perdón porque a Gorka se le rompió una cuerda y porque Maialen tuvo que acabar pronto porque no se encontraba muy bien. Yo creo que nadie escuchó eso de “perdón y…jo gracias por venir” porque aun estábamos maravillados. No sé si por las notas de la acústica, por la dulzura, por la complicidad o por todo a la vez.

Gorka y Maialen o lo que es lo mismo “Sintigo” llevan 4 años en esto de la música y se han atrevido a sacar un CD que además de música está genialmente ilustrado por una amiga suya que ahora mismo expone también en la tetería Irkaitz Pérez-Ilzarbe.

Os invito a echarles un vistazo a los tres y a disfrutar de lo que ellos sueñan. El día 7 de Junio estarán en el Barrio de los Artistas.

Si yo tuviera un local, les llamaría ahora mismo ¿a qué estáis esperando?

Sintigo – la melodía que amansa mis fieras

PechaKucha Vol.3

El III Volumen de PechaKucha en Pamplona puso anoche el listón muy alto.

Por primera vez se abrieron las puertas de Ithaca, un estudio dedicado a la impresión laser y 3D que ya huele a emprendimiento y esfuerzo.

Pechakucha, además de ser un nombre difícil de pronunciar es un proyecto de proyectos. Es un punto de reunión de gente que tiene ganas de contarse cosas. Es un sistema internacional organizado. Una serie de ponentes exponen su idea con un formato de 20 imágenes por 20 segundos cada una.  Y no hay excepción alguna.

¿Y de qué va? ¿Quién puede ir? ¿Hay que llevar traje? Es un evento abierto a todo el que quiera hablar y escuchar.

Ayer vimos un total de 9 proyectos. Bien distintos. De todos los campos: arquitectura, ciencia, arte, reciclaje, música, comunicación, transporte…

Hubo proyectos muy innovadores y atrevidos, como el de hacer un festival de videoclips en Pamplona u organizar un proyecto fotográfico para nominar “Pamplona Olímpico 2016” y así secarnos las lágrimas tras la derrota de ciudad de la cultura.

Y eso del “ya todo está inventado” pero que su manera de renovarlo ¡es la bomba! Pregunta de trivial ¿Qué me decís de la luz? ¡Edison en 1878! Pues en PK ayer vimos una novedad. Luz en papel. No me preguntéis cómo porque sólo entendí que si haces un sandwich con no sé qué partículas, se hace la luz. Y siguiendo con atrevimientos, vimos muebles de diseño fabricados con cartón, o arquitectas que aplican sus conocimientos tanto a escala XXL como a invitaciones de boda. Arquitectos que se mezclan con el paisaje. Viajamos por un montón de países con proyectos sociales que siembran ideas de cambio y fotografías que nos muestran la realidad in situ. Vimos que tanto ideas como fotos y muebles se pueden transportar por toda la ciudad en bicicleta gracias a un gran equipo que lleva 20 años haciendo giros por todo Pamplona y para giros los de la alegría de la gente que escucha sus pajaritos y les hace caso, se ríe de sí misma y aprende de sus errores. Porque eso es lo que nos vinieron a contar los 9 valientes que ayer se pusieron delante de un micro y de un montón de gente.

Agradecer al equipo de PechaKucha (también en FB) por juntarnos a todos, a Ithaca por darnos un suelo donde sentarnos (o quedarnos fuera para ver desde la ventana por el mogollón de gente) y a toda la gente que se ilusiona por compartir sus ideas.

 

/Imagen

 

Las bandas sonoras de John Williams por La Pamplonesa

De un tiempo a esta parte “La Pamplonesa“, banda referente en Iruña, viene organizando un concierto de Bandas Sonoras en el Teatro Gayarre. Este año eligieron interpretar al compositor de Heidi, Tintín, Super Man, E.T., Indiana Jones o Stas Wars (eligiendo las tres últimas para este año), el neoyorkino John Williams.

Este año se han tirado a la piscina. Además de tocar, han llenado la sala con mucho arte. De la mano de “John Williams” (interpretado por el trombonista Rubén Velasco Azcona) conocimos cómo elige cada melodía según el ritmo de la película. Para acompañar a la música proyectaron  trocitos de las películas y ¡no sólo eso! ¡Hubo teatro! “John Williams” hizo de Indiana Jones y Dark Vader, acompañado por dos actores que salían de entre las butacas y pasillos. Nazis, C3PO, Dark Vader, soldados de asalto del lado oscuro y hasta ambulancias. Aquí muere hasta el apuntador. De los tiroteos entre nazis e Indiana Jones al pobre saxofonista de La Pamplonesa lo tuvo que evacuar una ambulancia improvisada. Pero no desistió.

Escuchamos melodías de todo tipo, dulces, aventureros, de suspense, y ya que estaban, tocaron Indiana Jones en varias versiones: zortziko, vals, nana y marcha. Con este ritmo no fue de extrañar que el propio C3PO se marcase un reggaeton!

Hubo también momentos para el romanticismo. Como en un programa presentado por Jorge Javier Vázquez, Dark Vader casi hace caer la batuta a Jesús Garisoain cuando le dijo con su voz de ultratumba: Jesús, yo soy tu padre.

Me gustaría compartir con vosotros que Rubén Velasco Azcona es profesor del conservatorio de La Rioja, coautor de conciertos y participante en un montón de orquestas. Pero además es Licenciado en Geografía e Historia. Será que en sus facetas ocultas estaba la de actor, ¡y qué bien lo hace!

 

 

Si al entrar en el teatro la mitad de butacas estaban ocupadas por niños, no sé qué ocurrió durante el concierto, que cuando se encendieron las luces, ya no había mayores.

Image

 

 

Aprovecho para poner un dibujo que me encanta de Clara L. del Averno.

Clara L. Averno